Construcción de túneles. El objetivo de la Calidad Global

Los objetivos marcados por la UE para la construcción subterránea para el primer tercio del siglo XXI, se conseguirán a través de la implantación de la calidad global. El concepto de calidad global considera el desarrollo de un túnel como un sistema formado por diferentes fases concatenadas, desde la primera idea hasta el fin de la vida útil del túnel. El objeto de la calidad global se extiende a la calidad del sistema en su conjunto.

La consecución de la calidad global exige la colaboración de todos los agentes que intervienen: administraciones, ingenierías, y empresas constructoras y explotadoras.

Fases de desarrollo de un túnel

La calidad global del sistema se consigue con el aseguramiento de la calidad en cada una de las fases de este y se fundamenta en las siguientes premisas:

  1. La intervención de equipos técnicos interdisciplinares con los conocimientos técnicos y la experiencia específica necesaria para desarrollar cada fase.
  2. Las diferentes fases del sistema: proyecto, construcción, explotación, mantenimiento y reparaciones, son interdependientes. En el desarrollo de cada una de las fases deberán intervenir también los equipos técnicos responsables de llevar a cabo el resto de las fases del sistema.
  3. El proyecto tiene que desarrollar adecuadamente todos los aspectos técnicos de las diferentes fases.
  4. Cada fase tiene sus objetivos específicos, que deben cumplirse siguiendo una secuencia temporal en varias etapas interdependientes, establecidas según un orden lógico: estudios previos, anteproyecto, proyecto, …
  5. Cada etapa tiene sus propios objetivos que debe cumplir, siguiendo una metodología específica para cada uno de ellos: estudios geológicos, clasificación geotécnica de los terrenos, diseños estructurales, método constructivo, drenajes, impermeabilizaciones, …
  6. Las diferentes etapas de cada fase se ejecutarán de acuerdo a las metodologías, recomendaciones y normas específicas de cada materia, desarrolladas por los organismos internacionales y nacionales competentes: Eurocódigo 7, American Society of Civil Engineers (1997), Geotechnical Baseline Reports for Underground Technology, Researchs Council, US National Committe on Tunel Technology (1984), Geotechnical Site Investigation for Underground Projects, (ISRM, ISSMFE, IAEG, ITA).
  7. Considerar, en las diferentes fases y etapas de desarrollo del sistema, todas las implicaciones derivadas de la construcción y puestas en servicio del túnel: impacto ambiental, riesgos geológicos, riesgos a terceros, seguridad, durabilidad, aspectos financieros contractuales, seguros, …
  8. Aplicar en todas las fases y etapas de desarrollo del sistema, las recomendaciones de calidad vigentes para el aseguramiento de la calidad ISO 9000-2000, estableciendo un plan de control de calidad en el proyecto y teniendo en cuenta los aspectos relevantes que deben ser considerados para establecer el necesario control de calidad en la fase de construcción. [10, 23, 63, 64]
  9. Redactar un Manual de Explotación en colaboración con el constructor. En la fase de proyecto se establecerán los criterios por los que deben regirse las fases de construcción, explotación y mantenimiento.

La calidad global considera, en las distintas fases y etapas, todos los aspectos relacionados con el túnel durante su vida útil como: el medioambiente, la seguridad y la salud, la durabilidad de la estructura, las incertidumbres, los riesgos, los costos, …

Para alcanzar el objetivo de la calidad global, es necesario mejorar y poner a contribución todos los recursos, medios y capacidades técnicas en las áreas específicas que intervienen en el proceso. Los principales elementos que influyen en la mejora de la calidad global en los túneles son:

  • – Nuevos métodos de construcción más seguros, más eficaces y más fiables.
  • – Criterios de diseño más precisos.
  • – Desarrollo de modelos de comportamiento de suelos y rocas más refinados.
  • – Desarrollo de modelos numéricos combinados, mejor adaptados a los comportamientos reales de los terrenos.
  • – Desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías de construcción.
  • – Utilización de nuevos materiales más resistentes y duraderos.
  • – Desarrollo y utilización de revestimientos inteligentes.
  • – Desarrollo y uso de modelos de evaluación económica del ciclo de vida.
  • – Desarrollo y utilización de sistemas digitales, aparatos y sensores que permitan el control, en tiempo real, de los trabajos de construcción y explotación.

La utilización adecuada de todos estos medios permitirá obtener la calidad global del sistema que incluye los siguientes objetivos:

  1. a) Túneles más seguros en la construcción y en la explotación.
  2. b) Reducción del costo total de los túneles durante su vida útil.
  3. c) Prolongación de la vida en servicio de los túneles (¿100 años?).
  4. d) Reducción de los impactos medioambientales originados por la construcción y explotación de los túneles.

El objetivo final de la calidad en los túneles y obras subterráneas es reducir las incertidumbres en su construcción y explotación, reducir los costos y el plazo de construcción y ampliar su vida útil en servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *